miércoles, 16 de marzo de 2016

DESABRIGO


Es  mediodía
voces resuenan en un antiguo edificio
ceniciento
su cúpula verde no parece ser alienígena
es la tarde irrumpiendo
mamposterías y un reloj auscultan
han sido testigos de muchas voces
a lo largo de la historia
es la noche incrustada donde no suena un blues
afuera del Palacio
gritan contra aves de rapiña
afiladas uñas
devorando
pancartas en las pieles
una niña llora
quizás presiente
es  madrugada
algunos hombres y mujeres abren sus bocas
las cierran
como un sueño sin vestíbulos
timbres cámaras de televisión
predicadores
es la mañana
pronto el otoño
San Martin hace su aparición
y observa
en la plaza Alfredo Palacios con su gran bigote
se ha convertido en estatua
un poema que no es poema
sino un trazo
unas cadenas que pesan
son veinticuatro horas de palabras
tantas pero tantas
palabras…
debería estar lloviendo a mares
lagrimas de mares
...y el futuro
...y los niños
...y los ojos
...y los torbellinos
...y los días mas asombrosos
...y esa sensación que oprime la garganta
que sucederá,
encontraremos refugio?


4 comentarios:

edith galarza dijo...

un poema a la desolación. gracias por decir

edith galarza dijo...

un poema a la desolación. gracias por decir

Gina Matos dijo...

Saludos querida Amiga años sin tener noticias de usted y sus poemas, casualidad lo encuentro ahora y con un tema me encanta la poesía y la nuevas tecnologías, escribí unos poemas de amor cibernetico geniales un dia los comparto, gracias gran poema.

Claudia Ainchil (POETA-PERIODISTA) dijo...

Gracias! Abrazo