jueves, 7 de junio de 2018

LO CONTRARIO DEL DÍA

en trastiendas ojos semiabiertos
escudriñan cuchichean
te hacen recalcular
se despliega el tiempo
como un complot
siempre el tiempo regresa
nos vuelve rumor en la duración
de un algo
entonces abro la caja de sorpresas
saltan señales olvidadas
vaya a saber cuál misterio
de arcanos
forma bandos de arboles
y podadores
vuelve Pandora
son mosquitas que se adhieren
a la viscosa melaza
adulterada
sin cuestionar si hay refugio
armario
grietas
la inmediatez me agarra
…esa penumbra…
tal vez creen en lo absoluto
del banquete
usan el manual que los convierte
en huéspedes de sus reflejos
son azotados
y azotan
cómo me abruma lo contrario del día
en las almas
es sonora la intemperie

domingo, 3 de junio de 2018

LA HUELLA

sombra de la mano
a medialuz
en puertas abiertas
soplan ráfagas de aire
no contenidas en decretos
ni en leyes
suele ocurrir en algunas miradas
donde se va la tibieza del volcán
cada tinta usada
y borroneada
el indescifrable espejo transparente
esa rapsodia del “a solas”
ocupa el camino correcto
antes, tribu inmóvil
ahora una especie de desierto templado
siempre uno está a solas
somos la huella
que espera

sábado, 21 de abril de 2018

1

Cuando advirtió que lo estaban siguiendo la escasa luz se tornó más oscura, era una intermitente sucesión de destellos casi imperceptibles. No había luciérnagas. Tocó su pecho como intentando calmar esos nervios depositados en la boca del estómago. Quien iba a decirle que su día, que había comenzado con un café cortado y panes con queso crema en una casa del centro, iba a convertirse en un intrincado laberinto.
Al posar los dedos sobre el esternón el aire comenzó a salir, los bostezos siempre lo habían tranquilizado y recordó que ahora se encontraba   protegido, nada podría pasarle. Tenía oculta una pirita, piedra escudo que resguarda energéticamente,  en el vértice del bolsillo derecho de su pantalón. Por eso al solo rozarla era como si su autoestima se viera fortalecida y la ansiedad se esfumara. Un día alguien creyó ver en eso una humorada. No lo era. Pensó que si el mundo abriera sus canales de percepción todo andaría mejor…

domingo, 8 de abril de 2018

QUE NO

cuando se acabe el mundo
y no exista un pétalo flotando
ni una historia contada
o por contar
las semanas solo sean ofertas acabadas
un rato, dos ratos, aquello echado
a la trituradora
la distancia esos ojos subiendo
chocando en el silencio
cuando se acabe el mundo
batallas serán agujeros negros
seres quemados en hogueras
cada hielo evaporándose
en esa raza que se comió
a si misma
ya no habrá risas en iglesias
como esas en donde tu padre nos retaba
y mas nos reíamos
apuntes en cuadernos
quedaran inadvertidos
…tantas palabras…
cierto embalaje acústico
la fosforescente costumbre
de las responsabilidades
el darse cuenta que dinamita
es explosión
bien lejos de la felicidad
importa el color de los semáforos?
si lo inesperado borra movimientos
si en el aeropuerto tiemblo
fóbica a mi propia somnolencia
a los trajes impuestos
al no retorno
a ese marcharse
a recoger la mesa
a comer sentada en una silla
cuando se acabe el mundo
no podre amarte
ni odiarte
los abrazos dejaran de existir
prefiero que no oscurezca
que no acabe

jueves, 29 de marzo de 2018

TIEMPO

las horas como un viento
que acaricia
roza la piel
hace ruido la bruma
va y viene
como nosotros
hoy inmóviles persistentes
hoy alucinando raciones de mundo
cuando la conciencia esgrime
un rumor plano
áspero
borrascas parecen huracanes
y no hay bicicletas veloces
que nos lleven al abrupto escondite
donde la mirada te encuentre
como antes
lo perdido, lo que no está
ni piedra ni papel
ni tijera
mi corazón, oleaje del insomnio
a la deriva
en un tiempo incrustado

miércoles, 14 de febrero de 2018

CINCO DE CADA DIEZ

Tomar la lapicera en el bar
como un acto instintivo
en la atmosfera hoy se ha determinado
que es el día del amor
capitalismo burocratizando espíritus
en la ciudad sitiada
el diario dice, cinco de cada diez mujeres
sufre violencia
una escalera legislativa induce al uso
de sus escalones para tonificar las piernas
escribo en medio de ecos reversibles
cinco de cada diez mujeres
sufre violencia
en los cuerpos
violencia
en las almas
todo es retazo abismo
tajo tormentas
en sus costuras tiemblan tambores
círculos se agigantan
cuando trepa la voz
desaparece el silencio

viernes, 22 de septiembre de 2017

ahí

en la cartera llevo papeles
pequeños, tickets
tarjetas de otros en donde abundan
detalles personales
número telefónico
correo electrónico
a veces alguna red social
papeles medianos
la factura demuestra
que algo hemos pagado
letras en mayúscula lo afirma
ser parte del sistema
que te deglute
están aquellos semidoblados
poemas a medio escribir
anotaciones para no olvidar
esa dirección donde se encuentra
el sueño fantástico
seña inconclusa
a la que posiblemente ignoremos
suele ocurrir que uno ignora
a pesar que los ojos se encuentran abiertos
es una cartera grande en donde se pierden
las llaves, varios juegos de lugares
en donde se es
y no
una cámara fotográfica como resguardo
para poner en marcha en el momento exacto
donde veo el mundo a mi manera
la bolsa naranja tela de avión (para las compras)
de tan mini simula ser una bolsa para las compras
enrollada
por momentos las circunstancias me pliegan
quedo presa
en los supermercados ya no hay bolsas de plástico
la billetera con fotos de dos afectos amor
rozan el documento de identidad
si te lo piden las fuerzas de seguridad en la calle
y no lo tenes, uy
estas en problemas
un libro ojeado en las esperas
pastillas de menta, pilas,
auricular sin uso
el dragón protector con cintas rojas
mirándote.
Pero el alma no está ahí.